Hey man, Let`s go! Me dice el de al lado señalando la pelota que acaba de caer en mis pies.

Yo lo último que quería era que esa pelota de Baseball acabara en mis pies, pero aquí es donde me lo juego todo. La gente de mi alrededor anima, me agacho, tomo la pelota en mis manos y me levanto, al otro lado se levantan las manos, no quiero abucheos tengo que llegar como sea. Ya no oigo nada, esta en juego ser el looser de la universidad, así que levanto el brazo hago el retroceso allá vamos, la pelota sale lanzada por el aire cruzando Broadway Avenue  primero agilmente y en los últimos metros algo dubitativa pero consigue llegar al otro lado.  Ya me siento un menos losser.

Desde el ataque a las torres gemelas en 2001 los Yankees no habían ganado ningún campeonato, y da la casualidad que llego a New york y ganan el 27 titulo de las series mundiales de Beisbol. He ido a las 8 de la mañana hacia la zona donde salían, que no es otra que donde un Holandés avispado compro la isla a los Indígenas por un puñado de pimienta.

El desfile empezaba a la 11 y 3 horas antes ya era complicado ponerse en primera fila, además era el único que no iba con el atuendo de los Yankees, allí todo y digo todo el mundo iba con sus respectivas gorras, camisetas y cazadoras. Así que en segunda fila me he plantado, entre cánticos, gritos y música. Cada vez llegaba más gente y más gente. Desde los edificios de oficinas de Wall Street y Broadway no paraban de tirar papeles, hojas de todo. Pelotas de beisbol se lanzaban de una parte a otra y quien la atrapaba tenia que volver a lanzarla entre gritos de animo y que llegara al otro lado de la calle, si no llegaban, abucheos. Y allí estaba yo, con mi cámara, entre pancartas y pelotas.

 

Sigo a lo mío, cuando tres chicas se acercan por el flanco derecho, bien, me han visto lanzar la bola…no, mas bien creo que no, acaban de llegar. Nos miramos sonreímos pero no decimos nada, mas que nada por mi pesimo ingles. Al rato con la gente estamos todos juntos y las tres son bastante simpáticas. Acaban de mezclar el Dr. peeper que llevan con algo de alcohol y me ofrece una de ellas.Me cuesta entenderla y le digo que mi ingles es muy malo que soy de España, piensa que españa esta en Sudamérica. Le hago entender que no. La rubia me pregunta que si soy fan de los Yankees y que donde esta mi cazadora. A cada pregunta yo pongo cara de tonto me cuesta entenderlas y repito sus palabras, se están cansando de mi, nos decimos algo mas hasta que una de ellas empieza a decirme no seque muy rápido, algo de baseball, de un jugador hispano, le digo mira no te entiendo lo siento, así que me dice alegremente, no problem!! Se gira y no vuelve a dirigirme la palabra en las proximas horas, las mismas horas que yo no paro de pensar que tengo que mejorar mi ingles.

Cinco horas después todo a terminado, ahora toca salir de aquí  a calentarse algún sitio, no siento las piernas, ni los pies ni las manos. Estoy tiritando. Complicado salir de allí, tras otra para salir de la aglomeración consigo llegar al metro. En cada parada se puede escuchar aun los gritos de let´s go Yankees.

Los textos pertenecientes a a este post pertenecen a los redactados durante 2009 en mi visita a  Manhattan para la realización de un proyecto fotografico. Han sido recuperados, corregidos y modificados de un antiguo blog que publiqué en su día.