Allí estaba yo, el primero de todos, antes que la prensa, las cámaras y que la policía. Los bomberos, la policía de emergencias y yo. La manzana entre la primera y la segunda avenida esta cortada a la altura de la calle 47.

Estaba en la habitación de mi hostel, probando un flash que acaba de comprar en B&H. No paraba de escuchar fuera, helicópteros sobrevolar la zona donde yo estaba, pero no me parecía extraño, estabamos en NY. La cosa cambio cuando empece a ver luces por la ventana y escuchar sirenas. Es entonces cuando decido asomarme a la ventana y veo que algo esta pasando abajo. No me lo pienso, cojo la cámara y bajo rápidamente.

Una vez en la calle miro hacia el final de esta y veo la cinta de FIRE dont cross, pero indica no cruzar hacia la parte donde me encuentro. De momento nadie dice nada, los bomberos me miran pero me ignoran están preparándose para entra al edificio donde se supone que esta el supuesto fuego. Yo tomo fotos moviéndome libremente, sin molestar e intentando pasar desapercibido. Desde el otro lado de la línea una señora me dice que seguro que no es nada, que se ponen así cada vez que ocurre algo en Midtown pero que si fuera en otro sitio pasarían del tema. Si lo que usted diga señora pero aquí dentro hay unos bomberos que están poniéndose un traje igual especial para situaciones de plagas, virus o contaminaciones

Pronto llegan los primeros periodistas. Los curiosos se aglutinan al otro lado de la línea de corte. Llegan los Inspectores de policía trajeados y con las placas en las camisas. Aparece el FBI. Y llega el momento de preguntar que está pasando, le pregunto a una periodista, la única que hay de momento y que lleva casi desde el principio allí y me dice que han enviado cartas con ántrax. ¿Ataque terrorista? Los agentes de seguridad nacional están nerviosos y entran y salen del edificio. Los oficiales de bomberos, comienzan a preparase. Más sirenas y movimientos de camión. Yo sigo a lo mío, a los bomberos parece no importarles que les haga fotos, me ignoran por completo lo que me facilita el trabajo, me muevo a mis anchas y nadie dice nada. Salgo de la línea de corte y vuelvo a entrar sin problemas. Comienzan a llegar mas medios de comunicación, acaba de llegar la Fox, y las patrullas de policías que empiezan a mover a los curiosos. Se que tarde o temprano alguien me dirá que me largue. Los bomberos comienzan ha preparar las tiendas de inspección alrededor de un camión preparado para el análisis de las cartas. Van a entrar a por ellas y a inspeccionar por si hubiera peligro, explosivos o similares.

Parapetan la zona y poco se puede ver ya desde donde me encuentro. Un policía se percata de mi presencia y me dice que si no tengo credencial de un medio de comunicación me tengo que salir. No estamos para discutir o liarla, primero por que tiene razón y segundo por que no me gustaría tener problemas. Así que tras una hora y media metido dentro, cruzo al lado de los mirones. Mi lugar desde un principio. Rápidamente otro policía nos indica que tenemos que movernos que no podemos estar ahí,  la historia se ha terminado para mi, ahora me queda averiguar como volver a entrar al hostel.

Los textos pertenecientes a a este post pertenecen a los redactados durante 2009 en mi visita a  Manhattan para la realización de un proyecto fotografico. Han sido recuperados, corregidos y modificados de un antiguo blog que publiqué en su día.