Hoy tocaba conocer el barrio de Brooklyn, tenía ganas de conocer una de las zonas más antiguas de New York.

Para ir a Brooklyn tienes que tomar el metro y salir de Manhattan dirección al este cruzando el East River, puedes hacerlo también desde el Financial Distric y cruzar andando el puente de Brooklyn, el cual si lo cruzas a pie dicen que significa que volverás a Manhattan. Pero yo quería ir al Brooklyn autentico, el de la clase obrera alejado de East River. Cuando he salido del metro, estaba totalmente desorientado, así que he andado sin rumbo por unas calles bastante animadas llenas de comercios y casi todo atestado de afroamericanos, animandote a que entres a comprar a las tiendas.

Pronto he entrado en una zona muy tranquila llena las típicas casas con las escaleras y árboles en las calles, sin apenas ruido y sitios para aparcar, no parecía Manhattan y es que no estaba en la isla. Pero yo quería algo más autentico así que me he dirigido a unos canales que se adentran tierra adentro. Estos canales y la zona últimamente ha sido mejorada y reformada. He ido hasta allí no para ver una especie de canales de aguas residuales con un aspecto poco salubre. Mi objetivo era ir hasta donde se supone que la mafia realizaba sus ajustes de cuentas y como habia evolucionado el barrio y perfectamente podía seguir siendo el sitio el ideal, agua negra, edificios abandonados y nadie por los alrededores. Ningún mafioso ni nada parecido. He mirado al agua a ver si veía algo flotar que resultara sospechoso, pero a las 12 del medio dia los malos aun duermen.

Por la tarde he ido acercandome a Manhattan en busca de la típica foto de turista, el puente de Brooklyn con la ciudad al fondo y he llegado a una zona que en principio estaba bastante bien, fácil acceso bien indicado y esas cosas, también llena de gente. Así que he comenzado a andar por las calles adyacentes al puente dirección a algún lugar más solitario y con mejores vistas y después de cruzar dos parques he encontrado una especie de playa entre la vegetación, había dos persona más con cámaras pero estaban lejos. Por lo que me he tumbado y he esperado a que comenzara anochecer para tomar la foto que quería. Después el vuelto a Manhattan, eso sí, cruzando andando el puente de Brooklyn, quiero volver.

Los textos pertenecientes a a este post pertenecen a los redactados durante 2009 en mi visita a  Manhattan para la realización de un proyecto fotografico. Han sido recuperados, corregidos y modificados de un antiguo blog que publiqué en su día.