El ruido del motor se había metido en mi cabeza, retumbaba en la debajo de mí el sonido rebotaba en la chapa del techo y se metía dentro de mí, estaba sentado en aquel barco, barca, bote, atestado de gente, sentado en un minúsculo banco de madera sin espacio para las piernas, mi compañero de viaje hacia una horas que había dejado el incómodo banco y se había subido encima de la chapa que hacía de techo.

Habíamos partido desde Siam Reap muy temprano dirección a un rio que nos llevaría hacia el lago Tonlé Sap, y de ahí iríamos a Battambang, sin saber muy bien que haríamos una vez allí.

Estaba empezando la época de lluvias por lo que el camino en furgoneta hasta el embarcadero improvisado en mitad del barro fue arduo. Pero el tiempo pasa distinto en Camboya, el día consigue estirarse sin que te des cuenta, por lo que antes de darnos cuenta estábamos empotrados en un bote por mitad de un rio lleno de vegetación.

IMG_5743

Pasadas unas horas llegamos al Tonlé Sap, una ciudad acuática apareció ante nosotros, multitud de casa esparcidas por todo el lago, nos daban la bienvenida, realizadas con chapa, madera y plásticos, flotantes o levantadas sobre el lago. Las barcas, motorizadas o a remo se cruzaban con nosotros haciendo su rutina diaria de un sitio a otro del poblado, los niños saludan a nuestro paso y sonríen efusivamente, el perro nos mira desde la casa, sin poder salir corriendo detrás de nosotros, la escuela esta vacía, un monje sube a bordo con un ordenador, de sobremesa, cubierto de plásticos, pero que se está mojando. Recogemos un a un par más de personas que se acercan en barca y seguimos el camino.

IMG_5753

IMG_5722

 

El lago no está todo lo lleno que debería, estamos entrando en la época de lluvias y dentro de poco será mucho más grande, llegando a cubrir las casas que vemos a lo lejos, el agua fluirá en sentido contrario y traerá más peces y comida al poblado.

Cansado decido subir a la parte superior, llena de maletas y donde mi compañero de viajes lleva un rato largo. Una escalera de madera me da acceso a la parte superior, un cielo encapotado que deja a ratos ver un sol abrasador. La vida es muy distinta aquí de lo que conocemos, nada de lo que veo a mi alrededor desde lo alto me tiene conexión mi mundo. Me siento un rato, estiro las piernas, aún queda un largo viaje hacia Battambang, no hay prisa.

IMG_5716

IMG_5706

IMG_5747