Conozco un sitio donde hacen unos bocadillos de albóndigas que están buenísimos. Siempre que puedo voy a comerme uno. Acabe cenando con Mario Hernández y Jon Plazaola en un pequeño “restaurante” situado en el centro de Madrid donde, realmente como decía Jon, hacían unos bocatas increíbles.

Había sido un día duro, desde las 7 de la mañana andábamos ya preparando todo lo relativo al rodaje de Por Sifo, el último corto de las mentes brillantes de Mario Hernández y Guillermo Rodrígueza. Yo había recibido la noticia, hacia un par de semanas, invitándome a participar en el rodaje como foto fija. Por lo que me había plantado en Madrid unos día antes para ir ambientándome y disfrutar del cómodo futón de Mario.

El equipo de confianza de Mario se afanaba para dejarlo todo listo en el set de rodaje antes de que llegaran los actores, en esta ocasión los directores contaban con Jon Plazaola y Salva Reina, protagonistas de la serie Allí Abajo que habían apostado por este proyecto donde iban a cambiar de registro totalmente.

La magia comenzó desde que Jon y Salva llenaron la escena, fue un momento antes de arrancar, como si fuera magia de repente dejaron de ser ellos mismos para pasar a ser Carlos Y Abel, dos hermanos que volvían a encontrarse después de algún tiempo y entonces…bueno si queréis saber más tendréis que ver el corto.

Durante mas de 8 horas Jon y Salva entraban y salían, para mí, casi sin esfuerzo, una toma iba detrás de otra, rápido casi sin problemas, gracias también al gran esfuerzo y profesionalidad de todo el equipo detrás de las cámaras.

Para cuando terminamos, mi estómago necesitaba comer y era hora de cenar. Jon salió de una habitación convertido en sí mismo y dijo, ¿Vamos a cenar? Conozco un sitio donde hacen unos bocadillos de albóndigas…

El resultado final fue un estómago lleno, un gran recuerdo de un gran equipo y un corto increíble, con un sonido, una fotografía, un montaje… una dirección y unos actores bestiales.