Mi primer proyecto de final de carrera consistía en la imagen de marca de un compañía de teatro, el final de ese proyecto fue, dramático, nunca llegue a terminarlo, y acabe haciendo la imagen de marca para un local de copas, que en aquella época, me resultaba un mundo mas cercano.

 

Cartel Mandíbula AfiladaPor suerte años después las cosas cambiaron y yo ya había empezado a interesarme algo mas por  el mundo de la dramaturgia y las artes escénicas. No nos equivoquemos, a mi lo que me gusta es el cine, pero un gran amigo, un poco loco ya que si no, no se dedicaría a esto, me confío el que seria mi primer cartel para una obra de teatro.

Seria el Año 2011, cuando Mario Hernández me encomendó el primero de una serie de carteles para distintas obras de teatro que iban a representarse por la geografía Española. El primero de ellos, “Mandíbula Afilada”,

Para este Cartel utilicé una mezcla de fotografía, ilustración y Photoshop . La suerte de dominar varias técnicas artísticas es que puedes llegar a combinarlas llegado el caso. Leo siempre las obras de teatro antes de realizar el cartel e intento resumir en el cartel la impresión recogida.

 

 

cartel-1-3Luego llegaron unos “microcarteles para Microteatro por Dinero”, que intentaban recoger la esencia de esos carteles de películas de  Alfred Hitchcock diseñados por Saul Bass. Basicamente mi idea es esa, buscar influencias, rebuscar el estilo que mas se acople a la visión que tiene el director de la obra que va a exponer. Y entonces una vez recogida esa información adaptar tu estilo personal al de los grandes diseñadores de la historia.

Supongo que el proyecto mas grande fue “Héroes”, de Ray Loriga. A mi me encantaba Loriga y las fuentes de donde bebía su literatura. Mario había conseguido que Loriga le diera permiso para adaptar su obra, y Loriga pensaba involucrarse en el proyecto escribiendo algunas cosas nuevas para la adaptación teatral. Este fue un proyecto complejo y completo, donde realice las fotografías, los vídeos que aparecerían durante la obra, carteleria, programas de mano… Doté toda la adaptación teatral de una identidad visual.

 

Releí a Loriga para ello, revisioné vídeos de los 80, escuche mucha música y conviví con Mario en una suerte de apartamento minúsculo en Lavapies, al que llamamos la Madcueva. El resultado, bueno, el resultado fue que Loriga me dio la enhorabuena por mi trabajo y Mario un cheque.

CARTEL

Luego llego Benedetti,  y Mario me guió por un tortuoso camino lleno de ordenes e instrucciones para realizar un cartel tan duro de realizar como un parto, o por lo menos como afeitarte.

Pero siempre vuelve a salir el sol y un día te despiertan ofreciéndote trabajar en un proyecto hecho a tu medida, un proyecto del que hablaremos en un futuro.

Cartel teatro

Heroes de Ray Loriga